En momentos críticos como el que estamos atravesando debido al COVID-19, la transformación digital en el ámbito económico tanto para empresas, como para trámites personales, es inminente.

La emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 resultó en un cambio en la economía de nuestro país y en consecuencia, en la de cada uno de sus habitantes.

Es por esto que es lógico que hayas pensado más de una vez la opción de solicitar un préstamo, para alivianar el impacto que sufrieron tus finanzas.

Ya sea para evitar el derrumbe de tu proyecto laboral o para solventar tus gastos diarios, la búsqueda de alternativas para superar el momento es un tema a evaluar de forma constante. Pero dar el paso a investigar cuáles serían las claves para pedir un préstamo en tiempos de COVID-19, nos aterroriza por solo pensar que no podremos aplicar.

Sin embargo, antes de que lo tomes en consideración es importante que entiendas la forma en la que funcionan los préstamos y consultes tu economía antes de requerir un préstamo por el COVID-19.

¿Cómo funcionan los préstamos?

El proceso dependerá del préstamo que estés solicitando. En términos generales el aplicante recibe el dinero por parte de la entidad bancaria comprometiéndose a devolverlo en el plazo acordado con la financiera.

Sin embargo, para la felicidad de muchos, hoy los escenarios son múltiples. Ya no solo dependemos de entidades bancarias que requieran la realización de trámites presenciales llenos de papeles y comprobantes, sino que existen plataformas como alprestamo.mx que te facilitan la obtención del mismo desde la comodidad de tu casa y de forma rápida y segura.

La existencia de estas plataformas es clave para pedir un préstamos en tiempos de COVID-19. ¿Por qué?

  • Se solicitan de forma online (contexto favorable en tiempos de COVID – 19)
  • En algunas plataformas como alprestamo.mx podrás encontrar opciones con hasta 36 cuotas.
  • El trámite es rápido y seguro.
  • En muchos casos no necesitás recibo de sueldo. Sino que simplemente debes ser mayor de edad, contar con ingresos suficientes para afrontar las cuotas y ser residente mexicano.

¿Realmente aún piensas en resistirte a un cambio? Hoy más que nunca, es necesario repensar las estrategias para seguir siendo jugadores importantes en el nuevo mundo que se presenta ante nuestros ojos. Uno en donde las condiciones, paradigmas y costumbres cambian a pasos agigantados.

Escríbenos sin miedo. Estaremos felices de evaluar tu perfil y asistirte en este proceso.